El repúblico libre

Soy libre porque tú lo eres

Alineación de los poderes

alineacion-poderes

Se ha comentado de nuevo por los corrillos de la red la magufada de la alineación de las estrellas sobre las Pirámides de Guiza. Los ingenuos creen cualquier cosa con tal que aparezca en una foto o lo diga alguien a quien quieren creer. Sobre todo si no se contrasta la pretendida información que se intenta difundir.

Viendo los tres astros en una foto me ha venido a la cabeza la imagen de los tres poderes del Estado, pretendidamente separados en España. Nos insisten una y otra vez que tenemos que defender esta “democracia que nos hemos dado” “que tanto trabajo nos ha costado”. Mediante estas frases machaconas repetidas una y otra vez  desde la Transición intentan mantener la ilusión de que los tres poderes están perfectamente separados. Esta ilusión política, cual truco de magia para niños, se basa en que las funciones están separadas. Es decir, uno ve a un señor o señora con toga de juez y luego ve a otra señora o señor con la cartera de ministro o de diputado. Entonces dice: hombre, son tres poderes y cada uno es diferente luego están separados. ¡Magia!

Nadie quiere romper la ilusión. Nadie quiere saber en qué consiste el truco. No hay elecciones separadas, no elegimos representantes ni los candidatos se deben a su mandato sino que hay un simulacro de elección y luego los partidos hacen todo el apaño. No hay elecciones legislativas a representante: lo que hay son votaciones de listas de partido que confecciona el jefe y que, por lo tanto decide sobre los demás. No hay elecciones al ejecutivo: después de las llamadas “elecciones legislativas” los propios diputados eligen en una elección de segundo orden al presidente del congreso. Pero como decíamos antes cada diputado hará lo que le diga su jefe, el que le puso en la lista. Por lo tanto sigue mandando el jefe de la lista.

Por último el judicial tiene varias instancias, coronadas por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que es elegido por los partidos del congreso, proporcionalmente. Es decir, de nuevo tienen la palabra los jefes de las listas de partido. El Tribunal Constitucional ni siquiera está en el orden judicial pero también es elegido por los jefes de partido.

¿Qué tenemos entonces? Un sistema de poder controlado todo el tiempo por los partidos sin que haya elecciones concretas de los ciudadanos. El truco perfecto de alineación cósmica que sólo los que quieren creerlo se lo creen. Y siguen votando este sistema trucado.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: